Alejo afirma haber trasladado a Hacienda las dudas de los jugadores sobre la tributación

El diario de información económica Cinco Días publica hoy una entrevista con Enrique Alejo, Director General de Ordenación del Juego, en el que se tratan muchos de los temas candentes de la regulación tras la puesta en marcha de las plataformas .es esta semana.

En la parte final de la entrevista se llega al gran asunto de la tributación del jugador donde el entrevistador le traslada las de los jugadores, incluyendo la negativa jugar en los portales .es, ante la indeterminación de este asunto, “Sí, nos han llegado. Lógicamente, hemos dado traslado a la Dirección General de Tributos para que las resuelva. La preocupación de los jugadores es que no saben muy bien cómo tributar por renta las ganancias de sus apuestas, si tienen que tributar cada vez que retiran fondos o por las ganancias, las hayan retirado o no. Lo que está claro es que no pueden descontar las pérdidas”.

Como vemos, el debate que la DGOJ le traslada a la Dirección General de Tributos, el órgano competente en la materia, se centra en qué se considera ganancia dentro de la dinámica del juego, si los cashouts (retiradas de efectivo desde el cajero) o el desarrollo de cada evento específico del juego, como puede ser un bote de cash en el poker.

Se resuelva o no esta cuestión -parece que la lógica dicta que tarde o temprano se considerarán a efectos técnicos ganancias como retiradas de efectivo- lo cierto es que a imposición fiscal general del juego hacia el usuario, como recordábamos en un artículo esta misma semana, nos aleja de los países de nuestro entorno donde, en la mayoría de ellos, se considera que el usuario ya está cumpliendo sus obligaciones con el impuesto que el regulador repercute sobre el volumen general del juego y que recauda a través del operador.

El siguiente asunto relevante que se aborda en la entrevista tiene que ver con el proceso técnico de traspaso de datos y fondos desde el .com al .es que algunos operadores realizaron contraviniendo la nota aclaratoria que la DGOJ envió el día 31 de mayo. “Estamos investigando seriamente si, en estos momentos iniciales, se cumplen la normativa y nuestras notas informativas”, explica Alejo. “No se podía ni trasvasar fondos ni registros de usuarios y parece que hay casos en los que no se está haciendo bien, pero hay que ver si es por problemas técnicos o por mala fe del operador, y en eso estamos trabajando”.

Aparece aquí el concepto de “problemas técnicos”, como posible atenuante, en contraposición “mala fe del operador”. Curioso. Veremos en qué acaba este episodio.

Respecto a los impuestos atrasados que tuvieron que abonar las compañías online para poder conseguir su licencia, y tal y como se ha comentado desde algunos medios, parece que Hacienda se guardan un as envenenado en la manga. “Los operadores han presentado una liquidación voluntaria y todos los que tienen licencia están al corriente con Hacienda”, explica Alejo. Sin embargo, desenvaina la espada de Damocles para advertir, “Eso no quiere decir que la Agencia Tributaria no haga nuevas investigaciones y llegue a conclusiones distintas, en cuyo caso nos informarían”. Al loro.

Alejo también vuelve a hablar de la liquidez conjunta con Italia y Francia, aunque sin dar más detalles sobre plazos. “Estamos trabajando en un acuerdo de liquidez internacional que permita a los jugadores españoles jugar en otras jurisdicciones que nos den confianza”. Es decir, “que puedan apostar contra italianos o franceses”. Sobre la ampliacióna otros países de la Unión, la cosa está aún verde. “No estaría Alemania, que aún prohíbe por completo el juego online, y es pronto para que se incorpore Reino Unido, el mercado más grande, pero sí podría hacerlo a medio plazo”.

Sobre el mercado negro a partir del día 15, cuando entrará en vigor el régimen sancionador, Alejo explica que la DGOJ maneja “un listado de 70 páginas web ilegales” y que se actuará con contundencia contra estos sitios. “Vamos a pasárselo a los operadores de telecomunicaciones para que las bloqueen”, aunque asume las dificultades técnicas de control de estos sitios web. “Difícilmente se puede instar a que deje de operar una web que no sabes desde dónde actúa. Es imposible restringir el 100% del mercado ilegal, en el mundo hay más de 2.000 operadores irregulares y no podemos bloquear todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *